“Bienaventurados los misericordiosos porque ellos alcanzarán misericordia” Mt 5,7