Dios y Padre misericordioso,

que diste al beato Simón Reynés y compañeros

el don de ofrecer la vida por tu Hijo amado,

perdonando a los enemigos.

Concédenos que la memoria de su martirio

nos infunda su misma fortaleza y amor,

para que seamos en todas partes

Testigos del Evangelio que proclamaron con su sangre

i Pacificadores al servicio de la reconciliación

entre todos los hombres y pueblos del mundo.

Otórganos, por su intercesión,

la gracia que te suplicamos (...), como signo

para la canonización de nuestros hermanos.

Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor.

 

 


 

Rogamos comuniquen las gracias concedidas a

Misioneros de los Sagrados Corazones

C. Virgen el Sagrario, 22, 4º

28027 Madrid, España.

 

Franciscanas Hijas de la Misericordia

C. Del Néctar, 18

28022 Madrid, España.