Con el corazón en la mano (bloc msscc)

 

 

 

4 febrero 2008

 

 

 

Mini-reportaje de la celebración del beato Simó Reynés Solivellas

 

 

 

 

 

El pueblo de Mancor de la Vall está situado en la misma Sierra de Tramuntana que el Santuario de Lluc. En caminos vecinales hacia la izquierda de la carretera que sube atravesando Selva y Caimari.

 

La familia Reynés Solivellas vivía a la salida del pueblo, en la calle Biniarroi, cerca del antiguo santuario de Santa Lucía, que ya encontramos documentado por primera vez en 1348.

 

 

 

 

Mestre Simó, el zapatero  ofreció dos de sus hijos para el servicio de la Patrona de Mallorca: Francesc que entró como blauet  (sotana azul y roquete blanco) y Simó, que  primero cantó como becado en el coro de la catedral de Palma (los vermellets, sotana roja y roquete blanco). Los dos tenían actitudes musicales y una piedad bien arraigada.

 

 

Profesaron los dos en la Congregación de Misioneros de los Sagrados Corazones.

 

 

El mayor tomó bajo su cuidado a Simón, que era más tímido y enclenque. Por esto coincidían los dos hermanos en la misma comunidad del Santuario del Coll cuando estalló la guerra en 1936. El P. Francesc, más avispado, pudo salvarse; pero el P. Simón lo precedió con la palma del martirio.

 

 

El sábado 26 de Enero la parroquia de Mancor organizó su homenaje al nuevo beato. Presidió la misa el P. Josep Amengual, superior general de los MSSCC, asistido por el P. Gaspar Alemany, delegado en Mallorca, y un grupo de congregantes de diversas casas. En el momento del ofertorio se bendijo un cuadro, a base de un montaje fotográfico preparado por el párroco del Felip Díez. El P. Llorenç Caldentey animó el canto.